Cada día es igual... cada día es diferente.

15/04/2018
  • Cada día es igual... y cada día es diferente

    Este  mundo nuestro, a veces, parece de locos… unas semanas no puedes ni sentarte a respirar y otras ya no sabes que más hacer para que las horas pasen más rápido.

    En estas últimas, aparentemente, cada día es igual que el anterior. Pero no es cierto, si nos fijamos en las pequeñas cosas que habitualmente pasan desapercibidas… no es cierto.

    Y una mañana aburrida ha entrado un bebe, caminando a trompicones se escapaba de su madre riendo… cuando ha mirado atrás para ver si le perseguían, ha caído. Por suerte los pañales tienen varias funciones en estas edades.

    La madre ha entrado corriendo, con el cochecito, con la cara típica de los primeros años: No puedo más!

    Lo ha cogido en brazos diciéndole que le compraría un cuento.

    Y he pensado…. No quiere un cuento, quiere jugar…

    Y he repensado… tengo muchos cuentos para jugar… cuentos que sirven para crear vínculos, para reír juntos, para abrazar, para gritar a la vez, para saltar, para cantar…

    Un libro de Herve Tullet Ed.Kokinos

    No abras este libro de Andy Lee  Ed. Bruño

    Todos los besos de Bisinki  Ed. Corimbo

    Paff el drac màgic de Ed.Símbol

     

    Cuentos de todo tipo y para todos los gustos

    Hay cuentos para todo. Cuentos de los que salen jirafas en pop-up bailando a la luz de la luna, cuentos para explicar el duelo a los niños, o una separación, cuentos para educar valores y cuentos para aprender a dormir solo.

    Tenemos cuentos musicales, cuentos que enseñan las letras y los números, cuentos que ayudan a hacer experimentos y cuentos sobre ecología.

    Cuentos que hacen reír… muchísimo! Y cuentos que te transportan a mundos fantásticos y llenos de aventuras.

    Porque la sección infantil de las librerías es una estancia llena de magia, de ternura e imaginación, debería ser una sección donde los niñ@s escojan sus propios cuentos y donde no se oyera el típico: No toques… pero tampoco se viera el –también típico- romper los cuentos y que nadie se inmute.

     

    Leamos leamos leamos

    Llevemos los niñ@s a las librerías y bibliotecas, nos jugamos mucho… las escuelas han hecho un  mal favor a la sociedad vendiendo los libros escolares y de lectura, los diccionarios… ahora muchos niñ@s no saben qué es una librería, no tienen necesidad de entrar… excepto los hij@s de padres/madres lectores.

    Es el único punto en que la escuela no ha educado sino que ha deseducado.

    Llevemos a los niñ@s y dejémosles escoger, leamos con ellos cada noche, hagamos tonterías en casa, cuando nadie nos ve… y, sobretodo, perdamos mucho tiempo mirando y remirando, buscando aquel cuento que sabemos que nos hará sonreír juntos y creará un vínculo para siempre: la lectura compartida.

adsera


buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto